Escrito por 09:17 Equipamiento, RE 2021, Reportajes de Equipamiento

Nueva normalidad en la hostelería: Todavía más seguro

Compartir

Tras la situación sanitaria que ha sufrido todo el mundo, todos los sectores se han visto afectados y obligados a innovar. Pero, sin duda alguna, uno de los más afectados ha sido el sector turístico, sobre todo en los meses de verano. Las instalaciones de alojamiento han vivido una experiencia desconocida e inusual para la actividad turística y han tenido que emprender planes de acondicionamiento para adaptarse a estos momentos de incertidumbre.

La pandemia del coronavirus ha sido un momento de shock global, en opinión de Javier López Seisdedos, Jefe Técnico Comercial, Servicios Auxiliares y Facility Management del Grupo EULEN, que ha llevado a la industria del turismo, “tan acostumbrada al éxito, a replantear”, dice Martin Balas, del Centro de Turismo Sostenible.

Está claro que 2020 ha sido un año terrible para el turismo en nuestro país por los efectos colaterales provocados por la pandemia de la COVID-19 y por el Brexit, ya que los británicos son el principal cliente del sector turístico español. “Según los datos recogidos de 2019, el peso del turismo en nuestro país alcanzó los 154.487 millones de euros, lo que supuso una contribución al PIB del 12,4%, cifras que cayeron de manera drástica durante el año pasado. El sector camina hacia la recuperación de turistas, tanto nacionales como internacionales, y a la reactivación turística en todas las áreas claves ahora que ha finalizado el estado de alarma y se han reabierto los cierres perimetrales”, analiza Antonio José Unzurrunzaga, Director de Desarrollo de Negocio del Grupo SIFU. Además, las dificultades de movilidad generadas por la pandemia, no solo han frenado el turismo (principal consumidor de hoteles y restauración), sino que también se han ralentizado las relaciones comerciales, los eventos…

Leer PDF completo->


Compartir
Close