Escrito por 10:44 Comunicados, Destacado

Un hotel mudéjar, escondido en plena Sierra de Loja, que evoca a La Alhambra y la catedral de Córdoba

Compartir

A principios de los años 80, Dr. Rolf Egli y D. Rudolf Staab adquirieron una finca en pleno bosque mediterráneo con la intención de construir un bonito restaurante en la campiña andaluza. Se enamoraron de la belleza del paisaje, con sus verdes colinas de encinas y olivares en un entorno virgen, donde el silencio solo es interrumpido por el trinar de los pájaros. El arquitecto Jesús del Valle no solo interpretó sus deseos, sino que los llevó un paso más allá. Lo que en un principio iba a ser un restaurante acabó convirtiéndose en La Bobadilla, a Royal Hideaway Hotel, un cortijo escondido en la Sierra de Loja que aboga por la filosofía Slow Travel y el lujo sostenible.

Se concibió como un pequeño pueblo andaluz de arquitectura mudéjar, colocando la capilla, con su órgano monumental de 1595 tubos (el órgano no eclesiástico más importante de España), en el centro, donde tampoco podía faltar una floreada plaza con su fuente. Cuatro décadas después, el establecimiento, aunque más extenso, conserva la misma sensibilidad.

La finca fue creciendo hasta adquirir 700 hectáreas para evitar que cerca se construyeran otros negocios que rompieran con la exclusividad de La Bobadilla, a Royal Hideaway Hotel. Un remanso de paz con categoría cinco estrellas que, en 2020, se alzó como el ‘Mejor hotel boutique de España’ en los World Travel Awards, considerados los Oscar del turismo.

Lo más impactante cuando uno se adentra en el hotel es el hall de columnas de mármol blanco que evoca a la Mezquita-Catedral de Córdoba, la cual aúna los estilos gótico, renacentista y barroco de la tradición cristiana con maestría y forma parte de la llamada Ruta del Califato que conecta las ciudades de Granada y Córdoba, pasando por Jaén.

Mientras que el agua, al igual que en los palacios de La Alhambra, es una constante que se repite en todas las dependencias del hotel, invitando a la relajación de los sentidos y a la contemplación de la naturaleza. Su piscina exterior de 1.500m², rodeada de palmeras y jardines aromáticos, es un espejismo en medio de un oasis en la Sierra de Loja.

En 1985 se inauguró la primera fase del hotel, ampliándose posteriormente en 1992 a 62 habitaciones y en 2006, tras tres meses de cierre por reforma, se construyeron 8 nuevas. En la actualidad, La Bobadilla, a Royal Hideaway Hotel dispone de 71 habitaciones y se presenta como el destino por excelencia para disfrutar de un estilo de vida reposado y placentero en el corazón de Andalucía. Un icono del Spanish Eco-Charm cuya propuesta vacacional se fundamenta en la filosofía Slow Travel e invita al cuidado del cuerpo, la mente y el alma con sus actividades al aire libre, su U-Spa y su privilegiada localización.


Compartir
Close