Escrito por 10:08 Comunicados, Destacado

El hotel Arc la Rambla protegerá a sus clientes de virus y bacterias con el nuevo dispositivo NictonAir

Compartir

El hotel Arc la Rambla, un alojamiento 3 estrellas situado en la calle más famosa de la Ciudad Condal, ha decidido sumarse a la iniciativa de otros negocios turísticos de la capital catalana y ha instalado NictonAir en sus instalaciones con el objetivo de ofrecer un aire libre de virus  y patógenos a sus trabajadores y clientes.

El uso de este innovador sistema, que desinfecta el aire y las superficies de elementos nocivos en presencia de personas sin riesgo para ellas, permitirá que el hotel pueda disfrutar de un aire limpio y seguro a cualquier hora del día, ya que los dispositivos adquiridos trabajan de forma ininterrumpida durante las 24 horas del día para eliminar microorganismos patógenos.

La optimización de la calidad del aire se consigue mediante la generación y expansión de radicales hidroxilos (OH), que mediante la oxidación eliminan de manera sostenible el 99,9% de los virus, bacterias, alérgenos, moho, olores y compuestos orgánicos volátiles.

Garantía de aire limpio en plena pandemia, un valor añadido.

El hotel Arc la Rambla ha decidido centrar todos sus esfuerzos en la desinfección del aire de las zonas comunes, donde se concentra un mayor tránsito de personas. En ese sentido, un dispositivo NictonAir da la bienvenida a los clientes en el área de recepción, un valor añadido para los huéspedes que ahora están más seguros gracias a una entrada libre de virus y bacterias.

El director del hotel, Víctor Márquez, afirma que querían “garantizar la salud y bienestar de los huéspedes y empleados, sin que la comodidad se viera afectada”, motivo por el cual “se valoraron diferentes soluciones tecnológicas que garantizaran una desinfección eficaz del aire y las superficies”. NictonAir fue la elegida porque era la que les ofrecía “una mayor confianza”.

La instalación de NictonAir permite a este hotel del centro de Barcelona complementar las medidas de salud y seguridad con las que ya contaba para luchar contra el COVID-19, como la desinfección del calzado mediante una alfombra especial, distintos dispensadores de líquido higienizante repartidos por las zonas comunes, pantallas de separación entre el personal del hotel y los huéspedes en ciertas zonas o la eliminación de objetos compartidos como bolígrafos y revistas, entre otros.

El objetivo de usar un dispositivo como NictonAir es “transmitir confianza en materia de salud y seguridad”, asegura Márquez,  que destaca que “es vital en estos momentos” aunque considera que “no solo es un producto que vaya a ayudar en el objetivo de minimizar el riesgo de contagio de COVID-19” porque también elimina “otras sustancias que también son nocivas” y que pueden afectar a la salud de clientes y equipo.

El Arc la Rambla no es el primer hotel de Barcelona en apostar por NictonAir para proteger a sus huéspedes y trabajadores de virus y patógenos en plena pandemia. Anteriormente, otros alojamientos ya decidieron aprovechar los beneficios de este innovador dispositivo para aumentar la seguridad de sus negocios. Los huéspedes y los equipos del hotel valoran el esfuerzo realizado porque, además, permite mayor seguridad “sin afectar a la comodidad ni al trato cercano”, señala Márquez.

Los beneficios de NictonAir están avalados por diferentes instituciones de todo el mundo. Tal y como recoge su web (www.nictonair.eu), distintas certificaciones de la Universitat de Barcelona (UB), Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), Korea Conformity laboratories (KCL), Instituto de Investigación Ambiental KSD Co, LTD (Corea), Universidad de Gangwon (Corea) e International Journal of Engineering Research & Science hacen referencia a su contrastada eficiencia contra virus y bacterias.

Según el Gremi d’Hotels de Barcelona, sólo el 28% de la planta hotelera de la ciudad permanece actualmente abierta, una cifra que se prevé empeorará en las próximas semanas, ya que se espera el cierre de entre 8 y 15 hoteles más hasta finales de diciembre.

Los hoteles de Barcelona que permanecen abiertos están reforzando protocolos de limpieza que permitan obtener un certificado en prevención de infecciones y COVID-19, y que demuestre que el alojamiento cumple rigurosamente con todos los protocolos de seguridad e higiene recomendados por la OMS y los requisitos exigidos por el Ministerio de Sanidad, Ministerio de Trabajo y Ministerio de Turismo.

El hotel Arc la Rambla, con 98 habitaciones, se erige como uno de los pocos alojamientos en Barcelona que resiste abierto en plena a la pandemia. Situado a cinco minutos a pie del puerto marítimo de la ciudad, en plena confluencia del Raval y el Barrio Gótico, este hotel lleva años convirtiendo la estancia de sus huéspedes en toda una experiencia, algo a lo que no renuncia a pesar de las limitaciones que el COVID-19 está suscitando en el turismo.


Compartir
Close