Escrito por 10:19 Comunicados, Destacado

Dormir en una hacienda del s. XVII y avistar ballenas, la espectacular propuesta de The Sibarist

Compartir

En la zona norte de Tenerife, en un entorno privilegiado y recóndito, existen cuatro destinos preferentes para quienes buscan parar el tiempo y conectar con lo esencial. Son las cuatro haciendas que componen la colección de  The Sibarist y que cuentan con todo lo necesario para desear quedarse allí eternamente. Vivir un avistamiento de ballenas es su invitación a disfrutar de la naturaleza de forma responsable.

Con el objetivo de conocer los tesoros de la isla y apoyar la protección de las ballenas, las cuatro haciendas, que están situadas en Los Realejos, en las proximidades de la Playa del Socorro, brindan la oportunidad de participar en el avistamiento de ballenas guiados por quienes mejor las conocen y de forma responsable, es decir, respetando su hábitat y tomando consciencia de la importancia de su cuidado y conservación.

The Sibarist gestiona el alquiler de las cuatro haciendas tradicionales, dos de ellas datan del siglo XVII, y todas han sido restauradas o construidas respetando su historia y las construcciones propias de la isla. Se encuentran en lugares protegidos, recónditos y al borde del océano, rodeados por frondosos jardines tropicales y plantaciones de plátanos. En plena inmersión natural, el huésped disfruta del máximo confort.

Hacienda La Palapa, de nueva construcción y cierto aire colonial, es obra del reconocido arquitecto de interiores Antonio del Real. La hacienda se integra en una finca de diez hectáreas de bananas y jardines tropicales.

Hacienda El Socorro se sitúa al borde del océano y está rodeada de vegetación tropical y frondosos jardines. La antigua construcción de 135 metros ha sido restaurada, y el sonido del mar se convierte en protagonista absoluto.

Hacienda las 4 Ventanas, típica casa canaria que data del siglo XVII. La finca está arropada por un paisaje sobrecogedor, a medio camino entre la montaña y el océano. Cuenta con un exuberante jardín tropical.

Hacienda El Cardón también data del siglo XVII y es una construcción típica de la isla. Ubicada en un enclave privilegiado al borde de un acantilado y rodeado por una gran  plantación de plataneras.


Compartir
Close