Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Corneliurs asumirá el cargo de presidente y director ejecutivo en estrecha colaboración con Lindell para garantizar una transición tranquila y sin problemas. En ese momento, Lindell se convertirá en presidenta de la junta de Bona.

“Como miembro del consejo asesor de Bona desde 2017, he tenido una visión interna del fuerte crecimiento de la empresa a lo largo de los años y su larga historia de compromiso con la innovación y la sostenibilidad”, dijo Cornelius. “Espero trabajar en estrecha colaboración con el talentoso equipo de Bona y continuar con el impulso positivo de liderar e innovar en la industria para un futuro cada vez más sostenible”.

Anteriormente, Cornelius ocupó el cargo de presidente y director ejecutivo de Ermströmgruppen AB, un conglomerado industrial sueco de propiedad privada centrado en el desarrollo de empresas B2B en diversas industrias. Bajo el liderazgo de Cornelius, Ernströmgruppen se expandió a un grupo de más de 30 empresas (con una facturación de aproximadamente 250 millones de euros y 1000 empleados) con el objetivo común de crear negocios sostenibles y digitales para las generaciones futuras.

Antes de su paso por Ernströmgruppen, Cornelius ocupó puestos de liderazgo en pequeñas y grandes empresas, lo que le permitió comprender en profundidad las mejores prácticas para el crecimiento empresarial. Cornelius, quien ha trabajado y vivido en Europa, Asia y Estados Unidos, actualmente vive en Gotemburgo, Suecia, trasladará su residencia a Malmö a principios de enero.

“El futuro es verde tanto desde una perspectiva moral como empresarial. Con una larga historia de Bona en el desarrollo de soluciones sostenibles, espero con ansias la próxima década y más allá como un momento para innovar nuevas soluciones y preparar la empresa para el futuro”, concluyó Cornelius.