Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Pese a la crisis sanitaria sin precedentes producida por la pandemia de la COVID-19, y la incertidumbre que ésta genera para el sector turístico, la consultora ha querido publicar la actualización de su informe de destinos urbanos en España, que ofrece una visión positiva de la industria, resaltando las fortalezas y la situación en la que se encontraba el sector hotelero español en 2019.

En su informe, Christie & Co analiza 15 destinos urbanos españoles (Barcelona, San Sebastián, Palma, Málaga, Cádiz, Madrid, Sevilla, Bilbao, Valencia, Granada, Córdoba, Toledo, Santander, Alicante y Santiago de Compostela) seleccionados según su volumen de demanda, oferta y rentabilidad hotelera.

Las 15 ciudades estudiadas acumularon el pasado año 78 millones de pernoctaciones, lo que representó el 23% del total de pernoctaciones en España. Además. Dichas ciudades volvieron a registrar aumentos en el volumen de turistas consolidando una tendencia alcista de desde 2014, con crecimientos anuales medios por encima del +4%, superando la media del país de +3%.

En cuanto a niveles de RevPAR, Barcelona siguió a la cabeza de los destinos seleccionados, con un RevPAR de 108,7 Euros. Gracias a la recuperación de sus indicadores, en 2019, Barcelona superó también los resultados de 2017, considerado como el año récord de la ciudad (101,5 Euros) y se posicionó además como la ciudad analizada con los niveles de ocupación más altos (81,0%). C’est claiA este ranking le siguieron San Sebastián (101,9 Euros), que se mantuvo como la ciudad con el ADR más alto (140,6 Euros), y Palma (85,7 Euros), que optó por subir precios (+5%) en detrimento de los niveles de ocupación (que bajaron un 4%). Madrid superó a Málaga en cuanto a RevPAR, colocándose como la cuarta ciudad con el RevPAR más alto (80,1 Euros). La mejora de la planta hotelera de la capital, así como la celebración de eventos internacionales, permitió a la ciudad incrementar significativamente los precios (+8%) sin penalizar la ocupación.

Con un aumento del +6% del RevPAR, Málaga se posicionó en el quinto lugar en el ranking (78,1 Euros), seguida de Cádiz (77,1 Euros), Sevilla (76,6 Euros) y Bilbao (73,4 Euros). Valencia se colocó en noveno lugar (67,8 Euros), siendo la ciudad analizada que más creció en 2019, con un aumento del (+12%). Además, Valencia, junto a Sevilla, son las ciudades que registran un mayor crecimiento acumulado desde 2014 (+11% CAGR 2014-2019). Santander y Alicante se posicionaron como la décima y la undécima ciudad en cuanto a RevPAR, y ambas se recuperaron de los descensos registrados en 2018. Granada (49,9 Euros) superó a Córdoba (48,5 Euros), gracias a un aumento del +8%, impulsado, entre otros factores, por la llegada del AVE. Finalmente, Toledo (45,0 Euros) y Santiago de Compostela (42,2 Euros) fueron las ciudades que registraron los niveles más bajos de RevPAR entre las ciudades seleccionadas.

El informe ofrece un análisis de los mercados emisores en los 15 destinos, y de cómo les afecta la estacionalidad o la duración de la estancia media, repasando su evolución en los últimos años. Asimismo, se analiza también tanto la oferta actual como la futura en los destinos urbanos seleccionados y la ratio de pernoctaciones por cama disponible (O2B). Además, el informe incluye un apéndice que analiza la evolución de estos destinos urbanos durante los últimos 20 años, destacando su resiliencia ante situaciones adversas, así como una previsión de la recuperación de la demanda para los años 2020 y 2021 y los retos a los que previsiblemente se enfrentará el sector de ahora en adelante.