Escrito por 09:12 Comunicados

Mercer Hoteles crece y nace Mercer Residences

Compartir

mercer hotelesApostando por enclaves con valor patrimonial y cultural, con el apoyo de grandes maestros de la arquitectura y el diseño, Mercer Hoteles ha definido una nueva categoría de establecimientos de cinco estrellas Gran Lujo, sofisticados y rabiosamente contemporáneos. Coincidiendo con el décimo aniversario de Mercer Barcelona, la cadena hotelera se expande anunciando un crecimiento que prevé duplicar el número de hoteles en tres años e incorporando a su porfolio la marca Mercer Residences, apartamentos de lujo –también en edificios emblemáticos– con servicio de mayordomo y el confort de una residencia privada.

Un edificio medieval en la muralla romana de Barcelona, una casa palacio en Sevilla, un palacete modernista en la Cerdanya… La premisa de Mercer Hoteles es crear alojamientos en los que la hospitalidad tiene como escenario edificios históricos, reformados por nombres míticos de la arquitectura. Así encontramos proyectos con el sello de Rafael Moneo o Cruz y Ortiz junto al interiorismo de Amanda Molina. Con un diseño ambicioso –sin ser pretencioso–, integran con audacia diferentes épocas e inspiraciones –desde el modernismo a la vanguardia contemporánea, pasando por el estilo escandinavo–. Un servicio sobresaliente y la gastronomía son los otros ejes del proyecto.

Esta fórmula, inédita en nuestro país, se amplía con la apertura de nuevos establecimientos y el nacimiento de la marca Mercer Residences en el porfolio de Mercer Hoteles. Se trata de apartamentos de lujo, con las comodidades de una residencia privada y servicios de mayordomía, cobertura de cama, housekeeping, lavandería, chef,… La primera, abrirá sus puertas en Sevilla en 2022 y, posteriormente, se abrirán en nuevos destinos.

“Nuestro plan de expansión pasa por duplicar el número actual de establecimientos de aquí a 2025”. Explica Pedro Molina, CEO y fundador de Mercer Hoteles. “Abriremos nuevos hoteles y apartamentos de lujo en el corazón de varias capitales españolas como San Sebastián, Córdoba o Granada, pero también en fincas singulares, donde crearemos experiencias en torno a la naturaleza como en Alella, cerca de Barcelona”. El primer establecimiento de cinco estrellas Gran Lujo de la cadena abrió en Barcelona en 2012, en el Barrio Gótico, donde ocupa un palacio medieval sobre parte de la muralla romana. Fue rehabilitado con la sabiduría del premio Pritzker Rafael Moneo. “Para nosotros, el verdadero lujo está en tres claves: Primero, el servicio, desde la conserjería –que se convierte en el mejor compañero de viaje–, al personal –formado para no tener que decir ‘no’ y ser un aliado del huésped–. La segunda clave es cómo están diseñados los espacios. Buscamos que generen sensaciones. Se trata de cómo te hacen sentir más que de cómo son. Finalmente, tenemos la alta gastronomía que, para nosotros, es una gran apuesta porque hace que la experiencia sea única en cada destino y convierte nuestros hoteles en puntos de encuentro imprescindibles”, desvela Molina.


Compartir
Close