Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El impacto del Covid-19 en nuestra sociedad ha obligado al canal Horeca a tomar medidas especiales para garantizar la seguridad de sus clientes. Dentro de estas restricciones, que abogan por el bienestar de los consumidores, está la desaparición de cartas de papel en bares, cafeterías y restaurantes. Ante esta medida, que pretende evitar el contagio a través del contacto con las cartas físicas, han sido muchos los establecimientos que han recurrido a usar alternativas más digitales.

Desde el inicio del verano los códigos QR se han implantado en cientos de locales como una solución rápida y sencilla para evitar las cartas físicas. Sin embargo, el uso de un código QR no significa contar con una carta digital, ya que esta última opción va mucho más allá:

1. Fácil acceso y editables

La lectura de los códigos QR no siempre es sencilla. Hay muchos móviles que no leen automáticamente estos códigos. Mientras que, si tenemos descargadas apps como BR Bars & Restaurants, el código se captura inmediatamente y es posible visualizar la carta tantas veces como se quiera. Por otra parte, los hosteleros pueden tener siempre actualizado el menú a través de las cartas digitales y tenerlo visible para sus clientes las 24 horas.

2. Las cartas digitales no se estropean

Los códigos QR que encontramos en la mayoría de establecimientos son un simple papel impreso pegado en una esquina de la mesa. Con la rotación de mesas, el paso del tiempo, las medidas de limpieza y, en terrazas, el clima, estos papeles se rompen, se desgastan o manchan. Esto no solo daña la imagen del local, sino que el desgaste de estos códigos provoca que los móviles no puedan detectar correctamente el código QR y, por tanto, el cliente no pueda acceder a la carta. Sin embargo, las cartas digitales no sólo aportan una imagen de digitalización del local, sino que siempre están disponibles y actualizadas para facilitar la experiencia del consumidor, siendo fácil acceder a ellas a través de la app.

3. Digitalización del pago y con diversas opciones

Los códigos QR por sí solos no evitan el contacto con camareros y clientes a la hora de efectuar el pago, ya que al final implican hacer uso de dinero físico o de pagar a través del datáfono (lo que a veces supone tener que marcar el pin). Las cartas y servicios digitales como las que ofrece BR Bars & Restaurants permiten realizar el pago directamente, desde la propia app, sin tener que esperar a que los camareros traigan la cuenta. Además, la carta digital de la app BR Bars & Restaurants ofrece la posibilidad de dividir el pago desde dentro de la app cuando vamos con un grupo de gente, por lo que es perfecta para todo tipo de encuentros con amigos y familiares. Así, el camarero tan solo se tiene que ocupar de servir los platos, evitando cualquier tipo de contacto y aumentando la seguridad de los clientes del establecimiento.

4. Previsualización de la carta

Las aplicaciones con carta digital permiten a los clientes acceder a la carta del local previamente, por lo que se puede agilizar aún más el proceso: los clientes pueden ojearla tranquilamente en casa o de camino al local y, así, al llegar, no tienen que escoger con prisas. BR Bars & Restaurants permite incluso realizar el pedido antes de llegar, evitando colas o aglomeraciones.

5. Mayor información para los hosteleros. Por ejemplo, alergias.

BR Bars & Restaurants permite incluso notificar de forma automática las alergias o intolerancias de los clientes a través de la app. Así, cada vez que un usuario con ciertas alergias realiza un pedido, la app informa acerca de qué alimentos no pueden ser consumidos por parte del mismo, evitando intoxicaciones y malentendidos y, cumpliendo con las normas de seguridad alimentaria.

Asimismo, los hosteleros pueden recibir más datos como los platos favoritos de los clientes, las horas de mayor rotación de mesas, etc. Toda esta información ayuda en la optimización del negocio y permite al empresario adaptar la estrategia de la empresa a sus necesidades.

6. Posibilidad de añadir servicios de take away y delivery.

Un código QR es tan solo eso: un código. Mientras que una completa plataforma tecnológica ofrece también la posibilidad de incorporar los servicios digitales de take away y delivery.

En definitiva, las cartas digitales van mucho más lejos que los códigos QR. Las plataformas como BR Bars & Restaurants ofrecen multitud de opciones, adaptándose a todo tipo de clientes; desde los más jóvenes que acuden en grandes grupos y realizan pedidos bastante grandes, hasta aquellos que van con el tiempo justo y no pueden permitirse largas esperas, o cualquiera que quiera evitar al máximo el contacto físico en esta época. Gracias a esta plataforma, la experiencia de los consumidores en un establecimiento es totalmente diferente ya que se sienten libres y pueden interactuar cuando lo deseen sin esperas.