Escrito por 09:32 Comunicados, Destacado, noticias de interes

Restaurante Ca L’Enric, Cerdanyola del Vallès (Barcelona). 4Cadires

Compartir

El estudio de interiorismo 4Cadires, escogido para llevar a cabo los trabajos de rediseño del Restaurante Ca L’Enric, ubicado Cerdanyola del Vallès (Barcelona), ha optado por un diseño con tintes antiguos que permite echar un vistazo al pasado, contar una historia y darle personalidad mediante el mobiliario y los accesorios que son capaces de aumentar el valor percibido por el cliente.

Crear o actualizar la imagen de un restaurante hoy día supone diseñar un espacio donde se unan gastronomía y diseño, aportando lo que es ya esa experiencia global tan importante para el usuario. Es por lo tanto necesario ofrecer un espacio diferenciador y personal, que permita evadirnos de la fatiga y la rutina del día a día al menos durante el espacio de tiempo de nuestra visita y que además sirva de marco para acoger el producto ofrecido por el restaurante y conseguir esta experiencia global satisfactoria. Más aún cuando se trata de un restaurante de larga trayectoria, actualizar su imagen supone romper muchos tópicos arraigados en su marca y asimilados por sus clientes más fieles.

Las claves del proyecto del estudio 4Cadires

Como concepto, el estudio se inspira en el pasado de la ciudad de Cerdanyola donde la incipiente clase burguesa de Barcelona se desplazaba para pasar sus vacaciones atraída por los bosques y el buen clima. Fruto de esto nació una nueva arquitectura en la ciudad con casas de alquiler, casinos y lujosas torres que cambiarían el paisaje urbano de la ciudad. Sus interiores estaban ricamente decorados, con papeles pintados que cumplían con la estética decorativa de los tapices, pero a un precio más controlado. Los techos de cañizo y reboco que cubrían las modestas casas de la zona, dan paso a techos trabajados con escayola y cornisas decorativas, grandes lámparas y elementos que hacían ostentación del posicionamiento de las familias. El objetivo del proyecto fue recurrir a este periodo de la ciudad y combinarlos con elementos decorativos antiguos con líneas más modernas, para relatar la historia del restaurante del Sr. Enric, que abre las puertas de su casa, una casa con historia y tradición.

Al optar por un estilo tan único, es necesario utilizar una paleta de colores que refuerce el concepto, se ha optado por una paleta de colores grises cálidos y ámbar.  Estos matices cromáticos también son los protagonistas del mobiliario elegido, alguno fabricado con materiales reciclados como por ejemplo la gran mesa redonda de madera de castaño, que contrasta con la gran lámpara de neón central con el nombre del local.

El mobiliario, iluminación, textiles y objetos decorativos han resultado instrumentos indispensables en este proyecto, así como algunos elementos icónicos destinados a sorprender y fascinar al consumidor. Esto permite crear un ambiente único y acogedor, pero también es capaz de atraer a un grupo objetivo más amplio y conquistar nuevas generaciones, creando espacios que llaman a fotografiarse e interactuar en redes sociales.

Siguiendo el concepto de un espacio vivido, que se ha ido modificando debido al paso del tiempo, se han colocado grandes espejos envejecidos para dar amplitud a la sala. Se ha creado la ilusión de un falso techo que se ha eliminado y ha dejado al descubierto sobre un perfil de moldura, el papel que antiguamente cubría la totalidad de las paredes.

Sobre las paredes se han colocado cuadros con fotografías antiguas de elementos emblemáticos de la ciudad sobre los que se fueron acumulando postales que el Sr. Enric recibía y guardaba con las noticias de sus conocidos durante los periodos estivales.

Dadas las dimensiones del local, se ha trabajado para optimizar los recorridos de los trabajadores, así como en crear dos bloques muy diferenciados entre espacios públicos y zona de cocina, barra y almacén logrando que la presencia de los clientes no interfiera en la actividad de los trabajadores.

4Cadires vuelve a utilizar la iluminación como uno de los puntos fuertes del proyecto, se ha seleccionado la temperatura y la tipología de iluminación para recibir y envolver al cliente. El proyecto se caracteriza por una iluminación cálida y suave que combina luminarias técnicas y funcionales que realzan antiguos detalles, cornisas, papeles pintados con iluminación decorativa que consigue un ambiente íntimo y envolvente.


Compartir
Close