Escrito por 10:14 Comunicados, Destacado

Cuyna ofrece una solución rentable y sostenible para impulsar su delivery

Compartir

Cuyna ofrece una solución rentable y sostenible para impulsar su deliveryLa comida a domicilio se ha convertido en una actividad cada vez más frecuente en todos los hogares. En 2021 casi se triplicó la cifra de 2021. Estos nuevos hábitos de consumo suponen una oportunidad de crecimiento para los restaurantes pero también nuevos retos. Así, Cuyna nace con el objetivo de convertirse en el mejor compañero para cualquier marca de restauración que apueste por hacer crecer su negocio de manera sostenible, sin riesgos y apoyándose en el delivery.

Pero, ¿qué es realmente Cuyna? El novedoso concepto que propone supone un cambio de paradigma para los restaurantes y marcas de restauración. Con origen en 2020, Cuyna ha evolucionado su modelo hasta convertirse en el primer operador digital multimarca, centrado exclusivamente en delivery, lo que permite a los restaurantes mejorar su reparto a domicilio. Con el objetivo de contribuir a esta mejora de la calidad en el servicio, Cuyna ofrece a las marcas unos estándares de calidad únicos y una solución idónea para la expansión de su operativa y en beneficio del consumidor final. Y todo ello acompañado de un soporte tecnológico propio (Cuyna OS) que garantiza esa eficiencia en la operación, ofreciendo a los restaurantes herramientas para una gestión digital de escandallos, pedidos, tiempos de preparación y entrega, conexión con clientes y proveedores, etc.

Su forma de trabajo es sencilla: Cuyna asume toda la operación de sus restaurantes asociados, siguiendo exhaustivamente las recetas e instrucciones de elaboración, su empaquetado propio, trabajando con los proveedores seleccionados por la marca y conectando con todas las plataformas de reparto para hacer llegar las elaboraciones a los domicilios de los clientes. De esta forma, ofrece un medio exclusivo a marcas consolidadas o nuevas para que puedan acceder a más mercados y consumidores de forma rápida y sin riesgo, sin perjudicar en ningún caso la calidad de su producto y marca.

Bajo esta premisa, Cuyna cuenta hoy con cinco cocinas (tres en Madrid, una en Barcelona y una en Valencia) y más de 30 marcas y restaurantes asociados que opera en la actualidad. Entre ellas, se encuentran marcas multinacionales como Wingstop, (franquicia de alitas de pollo, con más de 2.000 puntos de venta. NASDAQ: WING); otras marcas de personajes reconocidos como Carlos Maldonado (1 estrella Michelin, y 1 sol Repsol, ganador de MasterChef) o Luisito Comunica (youtuber con casi 40 millones de suscriptores); y héroes gastronómicos locales como Junk Burger, de Madrid (reconocida como la mejor hamburguesa de España en 2022).

Jaime Martínez de Velasco, CEO y cofundador de Cuyna afirma: “Somos el compañero ideal de los restaurantes, pues reforzamos su línea de reparto a domicilio y les ayudamos en su proceso de expansión. Dotamos a las marcas de un medio rentable, sostenible y sin riesgo para impulsar el delivery, consiguiendo ahorros en todo el proceso para nuestros colaboradores. La restauración debe avanzar hacia nuevas formas de producción y distribución, y con Cuyna, los restaurantes pueden estar seguros de que cuenta con una absoluta garantía de calidad en todo el proceso”.

Infraestructura y controles de calidad

La operación de estas cocinas es una de las principales preocupaciones de Cuyna desde que comenzó su funcionamiento. La compañía cuenta con un “Decálogo de medidas para un delivery responsable” surgido de un profundo proceso de escucha a todas las partes implicadas (vecinos, usuarios, repartidores, cocineros, plataformas y administraciones), que garantizan que el impacto de su operación sea mínimo. Ese decálogo incluye el cumplimiento exhaustivo de todas los requisitos sanitarios y de limpieza por las administraciones, pero va más allá: selecciona zonas de uso prioritariamente no residencial para la ubicación de sus cocinas, evita cualquier impacto medioambiental con la adecuada extracción de humos, tratamiento de residuos o insonorización de sus espacios, dedica áreas protegidas para que los repartidores puedan esperar a sus pedidos sin molestar en las aceras, y siempre abre las cocinas a todo el vecindario, ofreciendo la más absoluta transparencia. “Las mejores casas de comida han sido siempre aquellas en las que más se disfruta con todos los detalles, y las cocinas de Cuyna no pueden ser menos. Son un espacio donde preparamos comida para que la gente disfrute en casa y los detalles de una operación responsable también se transmiten a nuestros clientes, junto con la oferta de nuestros restaurantes asociados”, añade Ramón Pedro Servalls, socio cofundador y Director de Growth en Cuyna.

Los beneficios de elegir Cuyna son muy valorados por las marcas que ya han confiado en sus servicios. Pero los restaurantes no son los únicos ganadores. El usuario final también se beneficia de este modelo de Cuyna, y aún lo hará más en los próximos meses, como consecuencia del importante plan de expansión en que se encuentra inmerso Cuyna, teniendo prevista la apertura de hasta 20 nuevas cocinas en todo el territorio nacional, en capitales de provincia y grandes localidades donde hoy la oferta de delivery es aún reducida, y también expandiendo su negocio a Italia y Portugal. Más alternativas de comida a domicilio, con productos nuevos de otros lugares que habitualmente no llegan a sus casas, y la seguridad de contar con todas las garantías de la marca que están consumiendo.

De esta manera, Cuyna ofrece un espacio único dotado de todo lo necesario para que autónomos y pymes, restaurantes pequeños, medianos o grandes multinacionales puedan acceder al competitivo mercado de la comida a domicilio al tiempo que los consumidores acceden a una oferta más diversa con la máxima calidad garantizada.


Compartir
Close