Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Hotel Lotrinsky se encuentra en la pequeña ciudad vitivinícola de Velké Pavlovice, en el sureste de la República Checa, cerca de la frontera con Austria y Eslovaquia. Construido en 1780 como granero, el edificio barroco quedó destruido en su casi totalidad por un incendio en 1993. El estudio EA Architekti de Brno ha convertido la ruina en un hotel singular.

La alta capacidad para soportar el peso de las cuatro plantas del granero y el producto almacenado se aseguró en su momento a través de diferentes métodos: una bóveda de arista en la planta baja, columnas de piedra en la primera y vigas de madera maciza en la segunda. En el laborioso proceso de remodelación para convertirlo en el actual Hotel Lotrinsky, se restauraron muchos elementos funcionales. Las columnas de piedra, las vigas de madera y las puertas forjadas dan buena cuenta del encanto del edificio histórico.

Los suelos de tarima de alta calidad, así como las puertas y los muebles empotrados de madera maciza robusta marcan las 42 singulares habitaciones. La combinación de muebles icónicos y un llamativo sistema de iluminación genera un contraste armonioso, que se prolonga en los modernos baños. Los productos seleccionados de Duravit perfeccionan el ambiente provisto de azulejos claros u oscuros. El lavabo incluye encimeras prácticas con lavamanos de la serie Vero enrasados en la superficie de la encimera, mientras que los inodoros ME by Starck y los accesorios de la serie Karree completan este baño de alta calidad.