Escrito por 10:09 Comunicados, de interes, patrocinada

Gastronomía sostenible: Tips para conseguir un restaurante responsable

Compartir

La sostenibilidad es algo que ha venido para quedarse en todos los sectores, pero especialmente en el mundo de la restauración. Ya no es solo una tendencia o una característica única de un restaurante en particular si no que en la actualidad los clientes están cada vez más concienciados sobre este tema, y se hace necesario ofrecer una gastronomía sostenible.

Muchos consideran que el consumo responsable es una manera de involucrarse en el desarrollo sostenible, tan importante en esta época para preservar el medio ambiente para que las generaciones futuras tengan la posibilidad de disfrutarlo como se ha hecho en nuestra época.  Así, ya son muchos los restaurantes a lo largo y ancho del mundo que se están preocupando de llevarlo a cabo poniendo en marcha diversas acciones que eviten el desperdicio de los recursos.

Sigue los consejos para ofrecer una gastronomía sostenible

Elegir productos locales: es muy importante tener en cuenta la trazabilidad del origen de los productos, pues los clientes tienen una visión positiva de los productos locales, a los que ven como productos de mayor calidad. Además, las empresas que se comprometen a consumir productos locales además respetan la estacionalidad de los productos de tal manera que adaptan sus recetas para tal fin, de tal manera que esto se convierta en un beneficio real para nuestro planeta, pues se disminuye la cantidad de carbono que se genera en la importación de los alimentos, la pesca se controla, evitándose la intensiva y, al mismo tiempo, se mejora la economía local.

Ser conscientes del consumo de agua: existen previsiones que apuntan que el consumo de agua aumentará hasta un 30% para el año 2030, por lo que es esencial no desperdiciar ni una sola gota. Para ello, los restaurantes sostenibles ponen en marcha medidas como utilizar el lavavajillas solo cuando está lleno, instalar grifos con sensores de movimiento, tener retretes de bajo flujo o urinarios sin agua.

Para poder llevar un control concreto existen ciertos dispositivos que ayudan a controlarlo y automatizan la interrupción. No obstante, en este punto debe estar todo el personal comprometido, para que se logre evitar que los grifos puedan permanecer abiertos de manera innecesaria, o incluso para únicamente prender el lavavajillas cuando la carga sea completa. Otra ayuda sería instalar un depósito que recogiera el agua de lluvia para aprovecharla posteriormente, por ejemplo, para regar el huerto o para los sanitarios.

Control de stock: es esencial contar con un inventario actualizado, pues con él evitaremos el desperdicio de alimentos, lo que nos hará ahorrar el máximo dinero posible. Hay estudios que indican que cerca de un tercio de la comida que se produce en todo el mundo nunca se consume, lo que se traduce en unas pérdidas de cerca de 4.000 millones de euros.

Reducción del desperdicio alimentario: conscientes del desperdicio de casi un tercio de la producción mundial de alimentos, es importante evitarlo para beneficiar tanto al medio ambiente como a la economía del restaurante. Para lograrlo hay que sensibilizar y educar a todo el equipo para que apoyen esta iniciativa. Igualmente, se modificarán las raciones para que éstas sean más pequeñas de tal manera que se evite que se devuelvan platos sin terminar que terminan en la basura. Para evitar esto se puede implementar el uso de táperes para que cada comensal pueda aprovechar la comida que en ese momento no le apetece en su hogar.

Uso de envases reciclables, biodegradables y compostables: en relación con el tema anterior, se suma el auge del delivery un servicio que se está expandiendo en el mercado. Para éste, será necesario que el embalaje, alta fuente de residuos, sea reciclable y biodegradable de tal manera que estaremos evitando aumentar residuos innecesarios.  Los materiales contaminantes, como plásticos, deberán evitarse concienciando así tanto a trabajadores como comensales.

Todavía nos encontramos ante un largo camino por recorrer, sin embargo, ya son muchos los restaurantes que están comprometidos no solo con ofrecer el mejor producto a sus comensales, sino por las cuestiones medioambientales.


Compartir
Close